El puente de la isla Santay, el colegio Vicente Rocafuerte y el hospital Abel Gilbert son las infraestructuras más destacadas del Gobierno. Además, se reforzó a la Policía con la entrega de patrulleros. Fotos: William Orel

Las gestiones realizadas en los ámbitos de salud, educación, transporte, ecoturismo y seguridad ciudadana han beneficiado a miles de ciudadanos en distintos sectores de la urbe.

El Gobierno Nacional, durante los últimos 8 años, ha realizado una inversión de aproximadamente $ 5.840 millones en obras de distinta índole en Guayaquil. Las gestiones fueron efectuadas en los ámbitos de salud, educación, ambiente, transporte y seguridad ciudadana. Entre los trabajos realizados desde 2008 se destacan el rescate del estero Salado, la repotenciación de planteles y los planes habitacionales en el noroeste de la ciudad.

Adicionalmente, el Estado ha entregado un total de $ 2.149 millones, desde 2007, al Municipio de Guayaquil por concepto de rentas. Mientras que en el período 2000-2006, por el mismo rubro, solo se asignaron $ 578 millones. Es decir, apenas el 26% de lo que ha entregado el Gobierno nacional, bajo el mandato de Rafael Correa. Algunos de los proyectos de la actual administración gubernamental se encuentran en ejecución (parques lineales, hospitales, UPC) y presentan un avance promedio del 73%.

Por ejemplo, las infraestructuras de salud que se construyen en el Guasmo Sur, Monte Sinaí y Ciudad Victoria están terminadas en el 62%, 68% y 47%, respectivamente. Durante un recorrido por los trabajos en el nosocomio del Guasmo, en marzo pasado, el presidente de la República, Rafael Correa, comentó que se aspira a entregar esta infraestructura en octubre próximo. Por su parte, el Ministerio de Salud proyecta beneficiar aproximadamente a 8 millones de personas con los 3 nuevos hospitales. Además, ya se cuenta con la repotenciación y mejora de servicios de 3 unidades (Francisco de Icaza, Abel Gilbert y Universitario) y la construcción del centro de Salud en Cisne II.

En el aspecto ambiental y ecoturístico, tres obras se destacan durante el último lustro: Parque Samanes, puentes y camineras hacia la isla Santay, y el rescate del estero Salado. Entre las obras mencionadas se han invertido $ 140 millones. La descontaminación del estuario fue un plan propuesto por el Gobierno en febrero de 2010, a través del programa ‘Guayaquil Ecológico’ e, incluyó, el retiro de desechos, la reubicación de familias, la oxigenación del afluente y la construcción de 42 kilómetros de parques lineales.

Sin embargo, el presidente Correa ve difícil concluir la obra hasta 2017. A la fecha van solo 10 km de parques lineales en los cuales se ha invertido $ 12,1 millones, beneficiando a 709 mil habitantes. El Parque Samanes tiene operativos, al 100%, los senderos, canchas deportivas, juegos infantiles y la concha acústica. Mientras que en la isla Santay, recientemente se tuvo que intervenir el tramo que conecta los puentes hacia Guayaquil y Durán por daños en los tablones de las camineras. En cuanto al ámbito educativo, una de las obras entregadas durante el último año fue la repotenciación del colegio Vicente Rocafuerte, considerado como uno de los más emblemáticos de la urbe. La rehabilitación del establecimiento comprendió las 6 hectáreas que integran la estructura de aulas, áreas administrativas, deportivas, parqueaderos, piscina, así como un nuevo paso adoquinado. Durante 10 meses y con una inversión de $ 14,5 millones se arreglaron 60 aulas y se adquirieron 2.200 nuevos pupitres.

Actualmente, el plantel cuenta con 152 docentes, quienes imparten clases para 4.867 estudiantes, en jornadas matutina y vespertina. También está la inauguración de la Universidad de las Artes en las instalaciones de la Gobernación, en 2014.

Tres bloques del edificio son utilizados para las clases de Cine y Artes Audiovisuales, Artes Literarias Interculturales; y Artes Musicales y Sonoras. Hasta la fecha, se ha beneficiado a mil estudiantes con una inversión de $ 241 millones. El crecimiento de la institución se concretó también a nivel presupuestario: en 2015 se ejecutaron más de $ 4 millones de presupuesto, destacó Ramiro Noriega, rector de la universidad, en mayo pasado.   Para este año el presupuesto general se fijó en $ 13 millones, considerando un monto de inversión de $ 3 millones y medio; y $ 10 millones en gasto corriente. Noriega agregó que la inversión en infraestructura depende del Ministerio de Cultura, por lo cual el presupuesto se complementa con lo que invierta esta cartera de Estado.

Como apoyo al plan ecológico, el Ministerio de Educación también incluyó en su programa curricular  la siembra de un árbol al año en el interior de los planteles educativos. Este plan está vigente desde el período 2016-2017. Mientras que en el aspecto de la seguridad ciudadana, se intervino integralmente el Centro de Rehabilitación Social Regional de Guayas.

Fuente: El Telégrafo