Los infractores son captados por las cámaras que están instaladas en la parada Colegio Aguirre Abad, al frente del Cuartel Modelo y de la Universidad Laica Vicente Rocafuerte, en la avenida de las Américas, norte de la ciudad.

Desde ayer el carril de la Metrovía volvió a ser exclusivo para los buses de ese sistema.

Desde que colapsó el paso a desnivel del sector con el terremoto de magnitud 7,8, esa ruta era compartida con los carros particulares que transitaban por allí, pero como el nuevo paso elevado ya está funcionando la medida se depuso.

Entre las 06:00 y 15:30 de ayer, 1.157 carros fueron multados por invadir el carril exclusivo, según cifras de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM). Aquello representa un promedio de 122 carros sancionados por cada hora.

El director de Operaciones de la entidad de tránsito, general Luis Lalama, dijo que aunque la avenida de las Américas soporta un intenso flujo vehicular, el tráfico no se detiene.

Por eso, sostuvo, ya no era necesario que en ese tramo el carril siga siendo compartido.

Sin embargo, varios conductores se mostraron en contra de esa postura, pues dijeron que en las denominadas horas pico sí se producen trancones.

Por esta arteria circulan 4.350 vehículos en horas pico, en sentido sur-norte; y por la Luis Cordero Crespo, 3.400 por hora, según la ATM.

Lalama indicó que ya ha solicitado a la Dirección Municipal de Obras Públicas el retiro de una especie de parterre que está ubicado en el sentido sur-norte, que no cumple ninguna función.

Con ello, dijo el uniformado, se ganará espacio para la circulación de los automotores.

El tramo del carril exclusivo ya está señalizado. (I)