La alegría volvió a los espacios de más de una docena de instituciones educativas que permitieron que, en medio de la emergencia sanitaria, se lleven a cabo los actos de incorporación de los bachilleres del régimen Sierra-Amazonía.

A diferencia del 2020, cuando todos los jóvenes se graduaron a través de la virtualidad, en este 2021 el Ministerio de Educación y el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional permitieron que las instituciones, que así lo deseen, organicen los eventos de graduación en sus propias instalaciones.

En el caso del Azuay, varios establecimientos educativos solicitaron permiso para que los jóvenes que dejaron ya de ser estudiantes de la secundaria puedan reencontrarse en los espacios que no han sido ocupados desde hace más de un año por suspensión de las clases presenciales.

“Por lo menos hubo cómo reencontrarnos por un momento, ya que la emergencia sigue. Con esto finalizamos una etapa y nos preparamos para otra. Espero ingresar a la universidad para seguir estudiando”, opinó César Izquierdo, quien se convirtió en bachiller esta semana.

De acuerdo con los datos de la Coordinación zonal 6 del Ministerio de Educación, en Azuay se graduaron 14.793 jóvenes; en Cañar 3.027; y, en Morona Santiago 4.169. De todos ellos, 14.950 se graduaron de un establecimiento fiscal.

Fuente: elmercurio.com.ec

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 11336