En el Consejo Nacional Electoral (CNE) se niegan a informar quien asumirán los USD 540 mil que costará volver a imprimir la papeleta de binomios presidenciales en la que se filtró un error y que, según los vocales de la institución, significó el despido de los funcionarios que tenían a cargo el proceso.

Según el contrato firmado entre el Instituto Geográfico Militar (IGM) y el CNE, cada papeleta le cuesta al país 9 centavos, tomando en cuenta que se deberán volver a imprimir al menos seis millones de documentos electorales, se deberá pagar USD 540 mil, los cuales se sumarán a los USD 5’035.641 que inicialmente estaban destinados para la impresión de 65 millones de papeletas.

“Esta intolerable situación no puede pasar por alto, porque tomaremos medidas de ajuste con los funcionarios de las áreas de verificación, control de calidad y diseño de la papeleta”, afirmó Diana Atamaint, presidenta del CNE, la noche del pasado miércoles, fecha desde la que no volvió a aparecer ante los medios de comunicación, ayer se suspendieron todos los eventos públicos del organismo electoral.

Tampoco se ha informado si el IGM alcanzará a imprimir estos documentos, pues al momento se encuentran rezagadas las papeletas de parlamentarios andinos, debido a apelaciones sin resolver en el Tribunal Contencioso Electoral (TCE). En este aspecto hay que considerar que los paquetes electorales incluyen todo el material, no se puede enviar por partes.

Sin embargo, Atamaint se mantiene en su optimismo, ratificó que todas las papeletas terminarán de imprimirse hasta el 31 de enero, como lo establece el calendario electoral, para proceder a su respectivo reparto.

Por su parte Enrique Pita, vicepresidente del CNE, afirmó que se mantendrá vigilante de la correcta destrucción de las papeletas con el error detectado, para evitar que se las use. Según el protocolo establecido por el IGM, deberán ser destruidas al final del proceso, junto con todo el material dañado.

El error fue detectado por Pedro José Freile, candidato del movimiento Amigo, lista 16, pues el logo de su organización política no era el correcto, por lo que presentó su queja formal ante el CNE. (I)

Fuente: elmercurio.com.ec