El hospital Eugenio Espejo de Quito ha recibido hasta el momento a tres personas, dos de Portoviejo y uno de Manta, que resultaron heridas producto del terremoto registrado el sábado anterior en Manabí.
Uno de ellos es Luber Hernán Guerrero Guerrero, de 54 años, quien sufrió un accidente cerebro vascular. Al momento está en la unidad de cuidados intensivos y su condición es grave.
El otro paciente es Edwin José Carreño Ponce, de 39 años, quien tiene un trauma cráneo encefálico moderado y se encuentra hospitalizado en la unidad de neurología, informó el gerente del hospital, Lenin Mantilla.
El tercero es José Sangucho Rodríguez, de 25, quien presenta un trauma cráneo encefálico leve y un trauma cerrado abdominal. El llegó por sus propios medios al hospital, su condición es estable y probablemente esta tarde sea dado de alta.
En caso de que se requiera la llegada de más pacientes este hospital dispone de 80 camas, 12 de ellas en el servicio de emergencia, 7 en cuidados intensivos y 4 en cuidados críticos de emergencia, agregó Mantilla.
Otros siete heridos por el terremoto, según informó una fuente, llegaron desde Manabí a los hospitales Metropolitano, Los Valles, San Francisco de Calderón y Baca Ortiz.
En este último estarían siendo atendidos dos niños que llegaron en una avioneta de un empresario extranjero que trabaja en Manabí.
Fuente : La Hora