“Esto nos va a tomar un poco más de tiempo de trabajo”. Fue la conclusión de Gustavo Munúa, entrenador de Liga de Quito, luego de la derrota 2-0 ante Emelec en el estadio Capwell-Banco del Pacífico, en el duelo que cerró la fecha 3 de la Seria A del campeonato nacional.

El bombillo solo necesitó del primer tiempo para liquidar a Liga con las anotaciones del argentino Bruno Vides (37m) y el ecuatoriano Romario Ibarra (40m).

“(Ante Emelec) Nos faltó efectividad para anotar. La diferencia es que ellos marcaron y nosotros no pudimos hacerlo”, argumentó Munúa.

La derrota comienza a preocupar a los hinchas albos porque el equipo aún no ha podido ganar en el torneo; tiene un duelo empata y dos perdidos.

“No nos dieron un claro penal (fue a los 10 minutos cuando Óscar Bagüí detuvo con el brazo derecho un pase de José Quinteros). La intención no vale más y se ve que eso el árbitro no lo sabe. Si hay mano en el área, es penal”, agregó el DT en la rueda de prensa después del encuentro.

En esta semana, el adiestrado charrúa espera aprovechar la paralización del torneo por las elecciones presidenciales para mejorar la coordinación de las líneas.

Fuente: El Universo