Con ayuda de equipo de alta tecnología y maquinarias se evacuaba ayer el agua estancada en el colector principal de aguas residuales ubicado a la altura de la avenida Reales Tamarindos, que colapsó y además generó un socavón la tarde del pasado lunes.

Frank Mendoza, director de operaciones y mantenimiento de la empresa pública Portaguas, señaló que el colector afectado es de 600 mm y traslada las aguas residuales hasta la planta de tratamiento.

De acuerdo con las evaluaciones preliminares se cree que el sismo del pasado 16 de abril dejó con algunos problemas al sistema hidrosanitario en Portoviejo.

Una de las medidas de seguridad adoptadas fue el cierre de un tramo de la calle Reales Tamarindos, ruta que en la actualidad es una de las más comerciales en la capital manabita, tras el sismo de abril pasado.

La empresa Forever Pipe Reconstrucción Caños S.A. realiza la evacuación de aguas hacia un punto cercano, mientras que a la par se inspecciona, con un sistemas de televisión, para localizar el tramo afectado de la tubería y poder reparar.

El socavón no solo generó la suspensión de tráfico vehicular en esta ruta, sino también preocupación en transeúntes.

Se desconoce aún el tiempo que permanecerá cerrado el tramo de la vía.

Fuente: El Universo