Redacción GUAYAQUIL

Los moradores de la ciudadela Martha de Roldós, en el norte de Guayaquil, tuvieron hoy, viernes 3 de abril, un amanecer con susto.

Esto, porque sobre un montículo de fundas con basura, junto a un parque del sector, observaron un ataúd cerrado y abandonado.

Desde las 06h00 de hoy, la presencia de la caja, cuyo interior estaría vacío, causó alarma entre los habitantes de la zona que aseguran que en sus vidas habían observado algo semejante.

Susto y hasta cierto punto indignación es lo que sienten estás personas por la acción de otros que, seguramente no son del barrio y se atrevieron a abandonar el féretro en ese lugar.

Poco antes de las 10 de la mañana, otras personas caminaban por el sitio sin inmutarse, es decir, dejando notar su desinterés por el cofre dejado en un muladar.

“Es que hoy en día, cosas como estas, no son novedad en esta época de coronavirus. Muerto aquí, muerto allá, así están las cosas”, decía Teodoro Cercado, un habitante del lugar.

Otro residente en cambio confesó que el ataúd fue dejado en el lugar la noche del jueves y que unos dicen que está vacío y otros que tendría un cuerpo dentro.

Mientras en la Martha de Roldós ocurre esto, en el resto de la ciudad, hay decenas de familiares clamando porque se lleven sus muertos.

La historia del Covid-19 en Guayas será siempre una pesadilla difícil de superar. (DAB)

Fuente: lahora.com.ec