Mientras espera condena en España, donde disfruta de libertad condicional, el abogado de la constructora Odebrecht, Rodrigo Tacla, sigue atemorizando a políticos y funcionarios de todo el mundo. Con 44 años, es uno de los hombres que conoce al detalle secretos y el pago de sobornos a gobiernos de 12 países, pero cuya crisis tiene epicentro en Brasil con el Lava Jato. Tacla niega las acusaciones que pesan en su contra por lavado de dinero por USD 14 millones. En una entrevista que concedió al diario español El País, reveló detalles de una de las tramas de corrupción más vastas del mundo. “El primer contacto se establecía en la campaña electoral. Odebrecht corría con los gastos del marketing político de las campañas electorales, regalos, fiestas, prostitutas… La constructora lo arreglaba todo pagando. Repartía comisiones al funcionario más bajo de la Administración y al jefe de Estado. Como contrapartida, presidentes y jefes de Estado correspondían a la firma con contratos”.

Fuente: Diario El Comercio de Quito