Las instituciones encargadas de la seguridad, desde hoy, ponen en marcha el plan de contingencia por el feriado de Carnaval. La finalidad es prevenir delitos, accidentes de tránsito y verificar el cumplimiento de las medidas de bioseguridad debido a la emergencia sanitaria por COVID-19.

José Jaramillo, gobernador del Azuay, detalló que un total de 6.388 personas -de diferentes entidades- serán parte de las actividades de prevención, vigilancia y atención de incidentes.

El contingente está conformado por el Cuerpo de Bomberos, Ministerio de Salud Pública, Cruz Roja, Intendencia de Policía, Policía Nacional, Fuerzas Armadas, Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE), entre otras.

Un total de 798 vehículos (patrullas, ambulancias y maquinaria) estarán operativos en la provincia.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional dispuso que el aforo de restaurantes será de máximo el 50 % de ocupación, especialmente el 14 de febrero.

Las autoridades de la provincia señalan que existe al menos el 40 % de reservas en el sector turístico y se busca la reactivación, pero no hay que olvidar que la pandemia continúa. El llamado es a los administradores de los locales a observar el cumplimiento de las medidas de bioseguridad. El funcionamiento de bares y discotecas continúan restringidas.

Las instituciones de atención de emergencias tienen previsto la instalación de puntos fijos con el apoyo de ambulancias para reducir los tiempos de respuesta en el caso de accidentes, especialmente en las rutas de acceso y salida de la ciudad de Cuenca.

Denuncie casos de corrupción en controles

Edison Moscoso, director de la Comisión de Tránsito (CTE) en Azuay, señala que los controles en las vías se van ha mantener, por lo que pide a los conductores contar con la debida documentación y respetar las normas de circulación.

“En el momento que un agente de tránsito esté cometiendo actos de corrupción el afectado debe hacer una grabación y denunciar llamando al 911 inmediatamente”, dice Moscoso.

“Los conductores que caen en la extorsión o temas de corrupción son aquellos que tienen culpa, es decir son aquellos que no tienen documentos y que prefieren dar dinero a un agente corrupto para pasar el control sin inconvenientes”, explica. Para prevenir los accidentes: no consuma licor, reduzca la velocidad y evite las distracciones. (I)

Fuente: elmercurio.com.ec