“En polvo eres y en polvo te convertirás” será la frase que repitan mañana los sacerdotes católicos durante las misas que se celebren a lo largo del día en Ecuador y en el mundo entero. Con el día de la imposición de la ceniza a los fieles se inicia la Cuaresma, tiempo de oración, penitencia y ayuno que precede a los 40 días de la Semana Santa o Semana Mayor, en la que se recuerda el sacrificio de la muerte y posterior resurrección de Jesús, el Hijo de Dios.

En el calendario católico y cristiano, el Miércoles de Ceniza se celebra al siguiente día del término del carnaval. En otras regiones, como en Medio Oriente, la ceniza se coloca un lunes, como sucedió ayer en ciudades de Líbano.

Según el portal catholic.net, la palabra carnaval significa adiós a la carne. Su origen se remonta a los tiempos antiguos, en los que por falta de métodos de refrigeración adecuados, los cristianos debían acabar con todos los productos que no se podían consumir durante la Cuaresma, como carnes, huevos, leche, entre otros. Por ello, en muchas localidades se organizaban fiestas (los martes) llamadas carnavales.

El Miércoles de Ceniza es una celebración contenida en el Misal Romano, en el que se explica que en la misa se bendice e impone en la frente de los fieles la ceniza hecha de las palmas que fueron bendecidas el Domingo de Ramos del año anterior, se explica en el portal de la agencia católica Aciprensa.

En este primer día de la Cuaresma, la Iglesia llama “a los fieles a la conversión y a prepararse para vivir los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la Semana Santa”, se agrega en este portal.

La Cuaresma adquirió un sentido penitencial para los cristianos casi 400 años d. C. y a partir del siglo XI, la Iglesia en Roma impone la ceniza al inicio de este tiempo, se dice.

La palabra ceniza viene del latín cinis, que representa el fruto de la combustión. Adoptó un sentido simbólico de muerte, pero también de humildad y penitencia, indica Aciprensa.

Así, la ceniza, como signo de humildad, le recuerda al cristiano su origen y su fin: “Dios formó al hombre con polvo de la tierra” (Gn 2,7); “hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste hecho” (Gn 3,19).

Cualquier persona, incluso no católica, puede recibir la ceniza, dicen representantes católicos. En el Miércoles de Ceniza son obligatorios el ayuno y la abstinencia, como en el Viernes Santo, para mayores de 18 años y menores de 60.

La abstinencia de comer carne es obligatoria desde los 14 años. Todos los viernes de Cuaresma también son de abstinencia obligatoria. Así como los demás viernes del año, aunque, según el país, puede sustituirse por otro tipo de ofrecimiento como el rezo del rosario, se expone en Aciprensa.

Mañana, en la Catedral de Guayaquil se celebrarán misas cada hora, desde las 08:00 hasta las 19:00. Hoy, en cambio, serán a las 10:00, 12:00 y 18:00.

Fuente: El Universo