Bashar Al Ja’afari, jefe de la Delegación permanente de Siria en la ONU, condenó el bombardeo perpetrado el sábado por las tropas norteamericanas contra posiciones del Ejército sirio causando 62 muertes y lesiones en sus filas.

El grupo terrorista autodenominado Estado Islámico inmediatamente atacó el lugar donde estaban los militares sirios tras el bombardeo de Estados Unidos, «esto comprueba con claridad que existe un vínculo entre las tropas norteamericanas y el Daesh».

Fuente: telesur