Han transcurrido seis meses desde que inició la construcción del metro de Quito. El 5 de julio de 2016 el alcalde, Mauricio Rodas, recorrió los avances de la obra en lo que será la estación de El Labrador, en el norte de la capital.

Ahí se realizan trabajos los siete días de la semana y las 24 horas del día.

Según el burgomaestre, esta etapa contempla trabajos en ocho puntos de la ciudad: Quitumbe, Solanda, El Calzado, San Francisco, La Carolina, Jipijapa, Iñaquito y El Labrador.

Durante el recorrido Rodas constató la construcción de muros pantalla. Los proyectos técnicos se están realizando en los ocho frentes de obras. La que está ubicada en el norte incluye el fondo de saco, en el que los trenes cambiarán de riel para regresar hacia el sur. Para esto, se está implementando unos muros con máquinas llamada pantalladoras (cucharas gigantes) que sacan la tierra del suelo. “Luego una grúa, de 300 toneladas, introduce una jaula de acero, de seis metros de ancho y cinco de profundidad, y se inyecta con embudos hormigón, que permite fundir las lozas de lo que serán los muros”, detalló el alcalde.

La construcción del metro durará 36 meses y otros seis de prueba.

La siguiente etapa incluye el uso de tuneleadoras, que se están construyendo el Alemania, las mismas que medirán 110 metros de largo y cavarán los túneles por donde va a circular el metro.

“Son hechas a medida y para la geografía capitalina. No se podrían usar en otro proyecto”, concluyó.

Fuente: EXPRESO

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 11335