El triunfo de Emelec sobre Liga de Quito por 2-0, el primero que consiguió el domingo en esta nueva temporada, dejó más tranquilo al técnico Alfredo Arias, quien destacó la mejoría de sus jugadores, aunque reconoció que “aún hay fallas que se deben corregir”.

Antes del encuentro, al técnico uruguayo le preocupaban las desatenciones defensivas que habían permitido un empate a 2 frente a Universidad Católica en la primera fecha y la falta de efectividad en delantera tras la igualdad sin goles con River Ecuador en la segunda jornada. Pero esta vez todo funcionó.

Los delanteros lo están haciendo bien, solo con River no pudieron convertir, quizá por la cancha especial (la del estadio Christian Benítez es sintética) y porque el rival se cerró muy bien, pero de ahí metieron dos ante Católica y ahora dos más ante Liga, rival que dignifica nuestra victoria”, dijo Arias sobre sus ofensivos.

Reconoció que al inicio del partido fue el equipo visitante el que tuvo el dominio. “Liga es un equipo grande, con una propuesta interesante, que venía urgido de puntos y salió a jugarse todo en cada pelota, incluso a veces con roces físicos, pero el equipo respondió a esa exigencia y jugó bien. Yo estoy conforme por eso”, mencionó Arias.

“Cometimos errores en todas las zonas que tenemos que corregir en los entrenamientos, pero también tuvimos aciertos, luchamos y ganamos, pero hay que corregir algunas cosas”, agregó el entrenador azul.

Arias considera que “ganar como sea no es lo ideal”, aunque pareciera lo más importante en el fútbol, para él, “lo más importante es mantener una idea de juego y llevarla a la cancha; el estilo está primero y luego está el resultado”.

Dijo esto como explicación previa a su análisis del plantel actual del Bombillo. El domingo, ante Liga, solo cuatro jugadores fueron titulares habituales el año pasado, el resto de su formación se compuso con los que eran suplentes y los nuevos en el club millonario.

“Yo estoy conforme con los muchachos”, continuó el DT, “los jugadores, que recién se están conociendo en la cancha, ya empiezan a mostrar el estilo que queremos”.

Fuente: El Universo