Estarían contagiados 11 reclusos y se confirma un muerto por Covid-19. Los presos recibirán “naranjas y limones”.

Amplias protestas por parte de los reclusos del Centro de Rehabilitación Social del Turi, en Azuay, que incluyó un video difundido por redes sociales y la destrucción de cámaras de seguridad, ventanas y puertas, se dieron en los últimos días como reclamo por las escasas medidas de prevención de contagio ante el coronavirus.

Tras la confirmación de 11 casos de contagio en reclusos de la cárcel, por parte del Servicio de Atención a Personas Privadas de la Libertad (SNAI), se tomaron 185 pruebas rápidas.  Quienes dieron positivo reportan síntomas leves, por lo que fueron aislados en un “espacio habilitado para este tipo de afecciones”, comunicó SNAI.

El 6 de junio se confirmó la muerte de una persona contagiada de Covid-19. El paciente había sido trasladado hasta el Hospital José Carrasco Arteaga, de Cuenca, con un cuadro de neumonía. En un primer examen, realizado a través de una prueba rápida, el paciente dio negativo para coronavirus. Sin embargo, el diagnóstico positivo fue confirmado con una prueba PCR, tomada días después. Según SNAI, el deceso se dio por “el virus y la avanzada edad (del recluso)”.

Esta semana, el director de la cárcel confirmó que se dotará de insumos de prevención a los presos, como “alcohol, gel, mascarillas”, así como “naranjas, limones y vitamina C.”

Fuente: lahora.com.ec