La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Diana Atamaint, anticipó que dialogará con representantes de las otras funciones del Estado y de organizaciones políticas para analizar la posibilidad de aplazar las elecciones de febrero, debido a la emergencia sanitaria.

La funcionaria manifestó que hay que prever los “peores” escenarios de la expansión del coronavirus. “Si bien el calendario electoral no ha sufrido modificación hasta la fecha, hay preocupación de que, al extenderse y agravarse la emergencia sanitaria, se pueda afectar el cumplimiento de los hitos que aprobamos en el CNE”, dijo. Una eventual modificación de fechas deberá pasar no solo por la aprobación del Pleno, sino también de la Corte Constitucional.

Sobre el presupuesto para los comicios, que aún está por debatirse, Atamaint dijo que, tras realizar varios ajustes tomando en cuenta la nueva realidad del país, sería de $123 millones. En principio, era de 145 millones.

Desacuerdos

El consejero de minoría Luis Verdesoto aseguró que la propuesta de aplazar las elecciones fue anunciada de manera unilateral por parte de Atamaint, sin que haya sido consensuada en el interior del organismo. Se mostró contrario a esta iniciativa y dijo que lo que se debería hacer es recortar el calendario electoral con base en una propuesta que él presentó, pero que no fue tomada en cuenta.

También cuestionó que se requiera de 123 millones, cuando dijo que, realizando ajustes, como eliminar las campañas de promoción institucional o los procesos de innovación tecnológica, se necesitarían 73 millones y medio de dólares. (HCR)

EL DATO

Como parte del ahorro no se pagaría a quienes integren las mesas electorales.

Fuente: lahora.com.ec