Las reformas al Código de la Democracia incluirán algunas propuesta de la Función Electoral.

Esta semana está previsto que el Pleno de la Asamblea vote el informe del proyecto de reformas al Código de la Democracia. Ximena Peña (PAIS), presidenta de la Comisión de Justicia, desarrolló jornadas de trabajo con legisladores de diferentes bancadas  para revisar lo que constará en dicha propuesta. Peña explica las perspectivas que mantiene.

Usted tenía la posibilidad de presentar el informe para votación de manera directa. Pero optó por buscar el aporte de legisladores de otras bancadas.

¿Se está asegurando los votos para estas reformas?

Por supuesto, el hecho de que ninguna bancada tenga mayoría legislativa demanda un procesamiento democrático abierto, que permita observaciones, rectificaciones. Eso es lo que estamos generando, confianza en el documento que se planteará. Ojalá este procesamiento se pueda aplicar en el resto de Leyes; es la primera vez que un texto se circula con tantos días de anticipación, para que los legisladores puedan opinar.

La preocupación por los votos ¿es consecuencia de lo que pasó cuando se archivó el proyecto económico?

Siempre hay esa preocupación porque aprobar una Ley en la Asamblea suele ser complejo y más si es una Ley electoral. Imagínese lo que significa para los diferentes actores. Sin embargo, con los diálogos mantenidos con los legisladores, vamos a tener los votos.

¿Qué tan difícil es generar consensos en una Asamblea fragmentada?
Es difícil. Pero, con apertura, con voluntad política, se puede lograr. Han venido los legisladores a conocer el documento, a revisar la redacción, a proponer  y establecer un mecanismo de trabajo.

¿Cuán importantes son estas reformas para las próximas elecciones?
La reforma es importante. Es una reforma que no solo se ha hecho desde el escritorio, sino dialogada con los que están implementando la Ley, sobre todo en términos de procedimientos y plazos es fundamental. Es importante que la Función Electoral pueda implementarla, que mejore el trabajo que realizó en las últimas elecciones.

¿Serán cambios de fondo o después de unos años deberemos insistir en mejorar el Código de la Democracia?
Toda norma es perfectible. Inicialmente generó controversia el abultado número de artículos que presentó la Función Electoral. Era imposible tratar una reforma tan amplia en la etapa del segundo debate. Probablemente, la misma Función Electoral pueda presentar una nueva propuesta para considerar otros temas que se quedarán fuera, como el tema de los distritos, que nos reta a buscar un mecanismo para mejorar la proporcionalidad. (HCR)

Fuente: lahora.com.ec

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 11333