Las autoridades realizan las investigaciones correspondientes con la finalidad de esclarecer este hecho. Moradores del sector no habrían notado nada fuera de lo común, el día en que se suscitó el hecho delictivo, sino por la presencia policial.

Augusto Semanate, fiscal provincial, manifestó que aproximadamente a las 18:30 del jueves anterior, luego de que el párroco de la iglesia concluyó la misa, en la puerta de ingreso habría sido interceptado por una persona con un arma de fuego. Presumen que sometió al sacerdote solicitándole dinero en efectivo y a decir del Fiscal, según información que constaría en el parte policial y las declaraciones del sacerdote, el monto sustraído sería de cinco mil dólares, dineros que corresponderían a la iglesia.

Explicó que no existe ninguna denuncia, pero al existir un parte policial, están desarrollando las investigaciones correspondientes, por lo que solicitarán al ECU 911 que les proporcione los videos de las cámaras de seguridad a la hora del suceso, información que permitiría aclarar el hecho suscitado.

Ramiro Zapata, morador del sector, dio a conocer que no había escuchado nada, sino hasta el momento en que personal de la Policía Nacional se acercó a recabar información, cuando se enteró de lo suscitado en la capilla.

Dijo que vio la presencia de policías, además de patrulleros que realizaban patrullaje por la zona, pero desconoce qué resultados habrían tenido y si se capturó  a los implicados en este hecho.

Indicó que sustraerse el dinero no solo de la iglesia sino de cualquier lugar, se convertiría en un delito, por lo que esperan que este hecho sea juzgado por las autoridades y esclarecido debidamente.

Fuente: LA GACETA