La canciller argentina, Susana Malcorra, expresó su ‘disconformidad’ por la creciente militarización de las islas Malvinas por el Reino Unido.

«Una militarización de las islas nos parece como mínimo inconducente», respondió en rueda de prensa la secretaria de Estado sobre si habría una condena formal de la Cancillería a la militarización del archipiélago cuya soberanía es disputada por Buenos Aires y Londres.

El Gobierno británico asignó recientemente 153 millones de libras (187 millones de dólares) para mejorar el equipamiento militar en las islas Malvinas a través de un nuevo sistema de protección por aire. Entre los contratos firmados, hay un acuerdo con la corporación israelí, Rafael Advanced Defense Systems para que suministre una red de mando y control de batalla clave para defender las islas.

Una militarización de las islas (Malvinas) nos parece como mínimo inconducente», dijo la canciller argentina, Susana Malcorra.

«Preferimos, y así lo hemos manifestado, que la cosa no avance y al contrario, que disminuya su presencia militar», dijo el lunes la diplomática en alusión al Reino Unido.

Reiteró el compromiso de su país con resolver la disputa «utilizando de manera pacífica todos los mecanismos y medios posibles, fundamentalmente a través de Naciones Unidas y de cualquier otra plataforma que pueda ayudar a resolver el problema».