Quito, Ecuador.-

Los asambleístas Fernando Flores y Jeannine Cruz (CREO) llegaron, la mañana de este jueves, a la Fiscalía para reconocer su firma y rúbrica y rendir versión dentro de la denuncia que colocaron en febrero pasado por el delito de tráfico de influencias en el que estarían involucrados la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Diana Atamaint; la consejera del CNE, Estela Acero; y el exdirector de Organizaciones Políticas y de Procesos Electorales.

«Nosotros nos ratificamos en la denuncia por tráfico de influencias contra tres actores del CNE: la consejera Estela Acero en contubernio con la presidenta del CNE, Diana Atamaint, y con Luis Loyo. En la Comisión de Fiscalización nosotros dejamos claro las evidencias de cómo se operaba para poder dar cargos públicos», dijo Cruz.

La legisladora explicó que la consejera Estela Acero señaló públicamente en la Comisión de Fiscalización de Asamblea que ella le solicitó la contratación de Luis Loyo en un memorándum del 18 de diciembre de 2018 y Diana Atamaint aceptó a Luis Loyo al frente de la dirección de Organizaciones Políticas y «raramente en un mes al frente de la Dirección de Procesos».

La presidenta Diana Atamaint y la consejera Esthela Acero deberán rendir versión el próximo 2 de julio, en la Fiscalía como parte de una investigación previa abierta para investigar estos hechos.

Luis Loyo, quien fue exdirector de Procesos Electorales en el CNE, se mantiene en un Centro de Rehabilitación Social por el delito de tráfico de influencias.

«La propia presidenta en una radio dio a conocer que ella recibió la carpeta de Luis Loyo, que hoy está sentenciado por el tema Emperador. Por lo tanto, los funcionarios públicos somos responsables de lo que hacemos y de lo que dejamos de hacer. En este caso la presidenta del CNE tiene que responder y no es un tema particular de una organización», apuntó la asambleísta.

Fuente:https://www.eluniverso.com