La interceptación de más de 120 líneas telefónicas y el análisis de la información obtenida en el curso de la investigación fue fundamental para detectar y controlar 16 zonas frecuentadas por Walter Patricio Arizala. En la vereda Peña Cataño, uno de los puntos, cayó a manos de la Fuerza Pública.

Varias técnicas investigativas y la recopilación de suficiente información fueron determinantes para encontrar y atacar a Walter Patricio Arizala alias Guachouno de los hombres más buscaros por las autoridades de Colombia y Ecuador. Era el jefe de la disidencia Oliver Sinisterra de las Farc y el principal responsable del secuestro y posterior asesinato del equipo periodístico del diario El Comercio de Ecuador.

Fuente oficiales que ejecutaron la Operación David manifestaron que a este disidente venían siguiéndole el rastro a tal punto de obtener los datos necesarios de los entornos en que se movía. De esta manera, explicaron, agruparon 15 fuentes humanas que lograron llegar hasta los principales escondites de Guacho y lograron, además, detectar sus rutas de escape en zonas rurales de Tumaco y poblaciones fronterizas.

Fuente: Espectador de Colombia