Islandia, revelación de la Eurocopa, recibió un homenaje tras la derrota ante la selección francesa.

El equipo nórdico cayó ante Francia en el estadio Saint Denis de Paris. Con un 5 – 2 Islandia quedó eliminada de la Eurocopa, pero eso no le quitó el apoyo de su hinchada.

Los 23 muchachos islandeses, la mayoría de los cuales se desempeñan en ligas menores, han conseguido que durante dos semanas todo el mundo haya hablado de este país de solo 330.000 habitantes.

Al finalizar el partido la selección islandesa se dirigió hacia los aficionados. Tras acercarse a la tribuna, un ritual casi sincronizado y emocionante tuvo lugar.

En cojunto empezaron a aplaudir lentamente. Los aplausos fueron tomando fuerza y terminaron en un gran clamor que invadió el estadio con un orgullo nórdico. Así realizaron su particular “haka” por última vez.

Para el país nórdico ha sido su primera participación en la fase final de una competición. Muchos de sus futbolistas se han revalorizado y se han hecho un nombre en el fútbol mundial.

Islandia se prepara ahora a recibirlos como héroes, porque pocas veces una derrota fue tan dulce.

Fuente: Expreso