El Gobierno se prepara para iniciar el proceso de vacunación desde enero del 2021, lo que, según lo reconoció Juan Carlos Zevallos, ministro de Salud, será complicado: se requerirá de un sistema de frío complejo, de la aplicación de mecanismos de distribución que incluye la creación de 9 mil puntos de vacunación y de la implementación de sistemas de seguimiento, para todo esto se necesitará de recursos económicos y de organización logística en la que colaborará la empresa privada y el sector académico.

Según informó Zevallos, el proceso contará con tres fases y un plan piloto, en esta etapa experimental o fase 0 se aplicarán las 50 mil dosis de la vacuna de Pfizer que llegarán en enero y se destinarán para personal de primera línea que ha laborado en los hospitales centinela, exclusivos para la atención de covid-19, además de adultos mayores que viven en geriátricos y personal que labora en estos sitios.

En la fase 1, que se desarrollará entre marzo y abril del 2021, se incluirá al personal de salud que no fue inmunizado en el plan piloto, policías, militares, trabajadores de los sectores estratégicos, bomberos, personal de recolección de desechos peligrosos, grupos vulnerables como personas con discapacidad.

En las fases 2 y 3 será vacunada toda la población de 18 años en adelante, los menores de edad no recibirán las dosis, según explicó Zevallos, porque no hay la evidencia clínica suficiente para demostrar la seguridad, eficacia y tolerabilidad de la vacuna en este grupo atareo.

Sitios de vacunación

Según el ministro de Salud, en el país se encuentran habilitados mil centros de vacunación, pero serán necesarios 9 mil adicionales, para lo cual se crearán nuevos lugares en el sector público y además se contará con el apoyo de la empresa privada.

Estarán habilitados para la vacunación todos los centros de salud y hospitales del Sistema de Salud Pública, los dispensarios del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), incluidos los del Seguro Campesino, los consultorios de medicina ocupacional de las empresas privadas, farmacias, supermercados, centros comerciales y todos los lugares que puedan garantizar la cadena de frío.

No se podrán vacunar

Además de los menores de 18 años, el Gobierno tampoco planifica vacunar a quienes ya estuvieron contagiados por el virus, a las personas que tienen problemas de coagulación, mujeres embarazadas o que piensan embarazarse en los próximos 3 meses, quienes tengan reacciones alérgicas severas a los medicamentos, pacientes con inmunodepresión o que estén recibiendo tratamientos para el cáncer.

De acuerdo a los resultados del estudio de seroprevalencia del Ministerio de Salud, que establece que una de cada tres personas en el país se ha contagiado de covid-19, solo se vacunará al 60% de la población, que equivale a nueve millones de personas.

Certificación y sistema de frío

La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) aprobó la vacuna Pfizer y avanza en el proceso de aprobación de la que podría venir de la compañía Moderna, así lo confirmó el ministro Juan Carlos Zevallos.

Adicionalmente en el país se trabaja en la cadena de frío que requerirá la vacuna de Pfizer, que necesita permanecer a -70°. Para eso se contará con el apoyo de aerolíneas como Latam, que proporcionarán el traslado en condiciones óptimas y de forma gratuita. Posteriormente, las dosis llegarán a las nueve zonales del Ministerio de Salud, desde donde saldrán a los centros médicos. Durante todo el recorrido el material se mantendrá en hielo seco. Para la zona rural el país alquilará dispositivos móviles que los proporcionará la propia farmacéutica.

Para una mejor organización, se utilizará el padrón electoral, mediante el cual se entregará códigos QR a cada paciente, con lo que se asegurará la colocación adecuada de las dosis. Para todo esto el país necesitará al menos USD 200 millones, que se adquirirán de organismos internacionales.

Fuente: elmercurio.com.ec