El jefe negociador del Gobierno de Colombia para los diálogos de paz con el ELN, Juan Camilo Restrepo, insistió ayer en que las acciones ‘terroristas’ de la guerrilla alejan un acuerdo de cese al fuego en las negociaciones en Quito.

“Mientras más terrorismo repudiable por parte del ELN, más lejanas las posibilidades de llegar a un cese bilateral de fuego en Quito”, escribió Restrepo en su cuenta de Twitter.

El mensaje de Restrepo fue publicado tras un ataque con disparos y un artefacto explosivo a una caravana en la que viajaban un gobernador del este de Colombia y varios congresistas, y que fue atribuido al ELN.

El ELN, la última guerrilla activa en Colombia tras la firma de la paz en noviembre pasado con las FARC, no reivindicó el atentado ocurrido el viernes.

Las autoridades colombianas también le atribuyen al ELN el secuestro del padre de un alcalde y sospechan que estaría detrás de una explosión que se produjo el domingo de la semana pasada en el centro de Bogotá y que dejó un policía muerto y varios heridos.

Restrepo agregó en red social que “al cese al fuego bilateral y de hostilidades se llegará cuando se comprenda que a él se llega desescalando la confrontación: no escalándola”.

El ELN y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos abrieron el 7 de febrero en Quito diálogos de paz para superar medio siglo de enfrentamiento. Santos, flamante nobel de la paz, aspira a cerrar un acuerdo con el ELN para alcanzar la “paz completa”, tras la firma en noviembre de un histórico pacto con las FARC, principal y más antigua guerrilla del país.

El cruento conflicto armado colombiano involucró, además de guerrillas, a paramilitares y agentes del Estado, dejando 260 mil muertos, 60 mil desaparecidos y 6,9 millones de desplazados.

Pero este enfrentamiento parece aún difícil de terminar. Según una publicación de Infobae, el ELN estaría tomando las zonas abandonadas por las FARC para agrandar su influencia, de acuerdo con informes, lo que ha sido aceptado por guerrilleros como Eduardo Martínez, miembro y facilitador de paz del ELN, quien en una entrevista con RCN Radio dijo que algunas comunidades le pidieron que tomen en control.

Investigadores han dicho que el ELN no descarta que las negociaciones en Quito fracasen, por lo que busca un “plan B” para expandir su radio de influencia. También se habla de nuevos grupos que estarían apareciendo en las zonas desmovilizadas de las FARC.

Fuente: El Universo