Un fondista deja de correr para ayudar a su rival a cruzar la meta y registra uno de los momentos emocionante de la historia del deporte.

Se trata de Braima Suncar Dabo, un atleta de Guinea-Bisáu, que el viernes en la parte final de la carrera de los 5000 metros —en el Mundial de Atletismo que se celebra en Doha (capital de Catar)— renunció a su tiempo personal para ayudar a Jonathan Busby, de Aruba, que estaba agotado y al borde del colapso.

Ambos atletas fueron los últimos en cruzar la meta con un tiempo de 18 minutos y 10 segundos, pero fueron ovacionados por los miles de espectadores que se encontraban en el estadio.

“El objetivo principal era representar a mi país lo mejor posible y estoy feliz de poder ayudar al otro”, dijo Dabo a la agencia británica de noticias Reuters.

Fuente: Hispantv.com

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 10766