La Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) incrementó los operativos contra los taxis informales. Solo el pasado martes, los agentes retuvieron 56 automotores que prestaban servicio de taxi sin contar con el permiso respectivo.
Son los llamados por la gente como taxi amigo o taxi pirata. Se trata de personas que tienen un auto y cogen carreras en cualquier sector de la ciudad. Los taxis autorizados están agrupados en cooperativas o asociaciones y están reconocidos legalmente.
La sanción, según la Ley de Tránsito, Transporte Terrestre y Seguridad Vial, es de dos salarios básicos unificados (en total, $ 732) y la retención del automotor durante siete días.
Los autos retenidos por la ATM se hallan en un área del relleno sanitario de Las Iguanas, en el noroeste.
Andrés Roche, gerente de la ATM, indicó que la entidad se enfoca en una lucha contra los taxis informales. “No es posible que haya un sector formal que cumpla con la ley, que respete sus cupos, pague las tasas, tenga los documentos en regla, mientras que haya otro sector que compre un carro y salga a trabajar sin ser autorizado. Eso es inseguro para la ciudadanía”, manifestó Roche.
No obstante, también llamó al sector de taxistas formales a brindar un buen servicio. “El sector formal, como cualquier empresa que compite, debe dar un buen servicio, deben tener aire acondicionado, los carros limpios, los conductores bien uniformados y dar buen trato a los ciudadanos”, indicó.
Fuente : El Universo