QUITO.- El director del Sistema de Emergencias ECU 911, Juan Zapata, confirmó que hay un agente de seguridad penitenciaria del Centro de Detención de El Inca que ha resultado positivo para COVID-19, pero ya ha sido aislado, a la vez que se aplicó el cerco epidemiológico.

Zapata lamentó que han recibido 6819 llamadas en Quito y Guayaquil, en donde se concentró la violencia de género, lo que demuestra que la “frecuencia” está en 235 llamadas.

Es decir, “hoy 235 mujeres llamarán porque están siendo víctimas de violencia de género”.

El directivo resaltó que ecuatorianos que retornaron de otros países y guardaban aislamiento en hoteles para evitar propagar contagios están terminando la medida.

“Las personas que están saliendo del aislamiento preventivo obligario (APO), especialmente las que vinieron de otras partes del mundo, hemos hecho llamadas a 8867 personas que están regresando a sus destinos. A través de los once buses del ECU 911, hemos llevado a 26 personas a Santo Domingo y Guayaquil y pudieron reunirse con sus familias. La mayoría de personas están en buenas condiciones de salud”, acotó.

Fuente: diariocorreo.com.ec