Último en la tabla, el malestar y la intranquilidad por la falta de resultados es evidente en Clan Juvenil. El equipo suma un punto, lo que llevó al cuerpo técnico y dirigentes a tomar decisiones, como la incorporación de un nuevo preparador físico, y abrir posibilidad de refuerzos extranjeros para una plantilla que inició el torneo exclusivamente con jugadores locales.

“Nos hacen falta jugadores para ser competitivos. Se habló de extranjeros, lo estamos acordando con los directivos, ellos viajarán el viernes para ver personalmente el tema”, señaló el DT Juan Carlos Garay.

El trabajo físico es otro tema que se busca apuntalar, para eso se sumó ayer al cuerpo técnico Marco Zapata, quien habló de cambiar la modalidad de trabajo con una plantilla que tiene un promedio de edad de 28 años.

“Tenemos varios jugadores que están sobre los 30 años y con ellos debemos trabajar diferente, no podemos tener las mismas cargas que con los más jóvenes, porque cada uno asimila el trabajo de forma distinta”, comentó Zapata.

Fuente: El Universo