Las ballenas jorobadas llegaron a las costas ecuatorianas para reproducirse.

Cada año decenas de ballenas jorobadas llegan a las costas ecuatorianas para su proceso de reproducción, y observarlas se convierte en un atractivo que llama la atención de turistas nacionales y extranjeros.

Para los cuencanos amantes del mar y la naturaleza, a través del Ministerio de Turismo del Azuay se realiza una promoción del avistamiento de ballenas.
El “ritual de apareamiento” de estas especies gigantes se puede observar en Santa Clara, en la provincia de El Oro; en Puerto López, Puerto Cayo, Bahía de Caráquez, Manta, Pedernales, en Manabí; Salinas en Santa Elena y Súa en Esmeraldas.
Jorge Samaniego, biólogo de la fundación Pacific Whale quien lleva varios años investigando a los cetáceos, sostiene que las primeras especies en llegar a aguas ecuatorianas son los machos juveniles, mientras que las hembras preñadas son las últimas en arribar.
Las jorobadas escogen la costa ecuatoriana gracias a que la temperatura del agua es más cálida. La velocidad promedio con la que viajan desde la Antártida es de cuatro nudos, muchas veces alcanzan los seis.

Santa Clara
La provincia de El Oro es el primer punto de llegada de los cetáceos. La isla de Santa Clara es un refugio de vida silvestre, declarada en 1999 como Patrimonio Nacional del Estado y es la primera vez que recibirá la llegada de turistas, así lo dispuso el ministerio de Ambiente.
En esta isla se puede observar biodiversidad de aves como piqueros patas azules, fragatas y otras especies como leones marinos, delfines nariz de botella, tiburones, ballenas, entre otras especies.
Las ballenas jorobadas muestran un verdadero espectáculo de cantos y saltos.
Para observarlas, los ministerios de Turismo y Ambiente capacitaron a cuatro operadoras turísticas en técnicas para la observación de los cetáceos

Los habitantes de la Isla Costa Rica, límite fronterizo con Perú, también fueron capacitados para brindar los servicios de alimentación, con productos del mar.
La Armada del Ecuador por su parte dio a conocer que a través de sus repartos en la provincia de El Oro como la Capitanía de Puerto, el Subcomando de Guardacostas Sur y el Batallón de Infantería de Marina ‘Jambelí’ reforzará los patrullajes en los sectores a ser visitados, precautelando la seguridad y la preservación de la vida humana en el mar y el cuidado del medio ambiente.

Puerto López
Aquí existen 23 embarcaciones autorizadas por el Ministerio de Turismo para realizar viajes de avistamiento de ballenas, que cumplen con las normas técnicas preestablecidas, tales como llevar dos guías por cada 16 pasajeros, portar chalecos, las naves deben contar con un capitán y un marinero.
De acuerdo a un boletín de esta Cartera de Estado, además tienen instalados y en funcionamiento el sistema GPS, brújula y radio satelital.
El costo del tour de observación de ballenas es de 25 dólares en los que se incluye el transporte en yates, refrigerios, parada para realizar snorkelling y observación de aves marinas.
Sin embargo, con el objetivo de propiciar la llegada de turistas y la reactivación económica algunos establecimientos hoteleros ofrecen el 20 por ciento de descuentos en sus servicios.
El director de Turismo del GAD de Puerto López, Ángel Picay, indicó que Puerto López cuenta con una planta turística de 2.600 plazas de hospedaje, 967 plazas de restaurantes y de 32 operadoras turísticas que es el mayor número de operadoras turísticas en la provincia de Manabí.
Comentó que entre otros atractivos turísticos destacan la Isla de la Plata considerada como un “pequeño Galápagos”, área recreacional Los Frailes considerada la piscina del Mundo del Pacífico, las ruinas Arqueológica de Agua Blanca, el bosque húmedo de San Sebastián, el río Ayampe que es el hábitat del estrellita Esmeraldeña considerada el segundo colibrí más pequeño del Mundo, isla y museo de Salango, deportes de aventura, gastronomía y mucho más.

Fuente: EL TIEMPO