La banca francesa de inversión internacional MBA Lazard se encargó del proceso de valorización del segundo banco más grande de la nación ecuatoriana.

Aunque el monto valorado es confidencial, al parecer, los recursos invertidos por el Estado dentro del banco serán recuperados.

Se calcula un aproximado de $530 millones de patrimonio según los estados financieros, por ende, la meta que se han propuesto es que el valor de venta debe ser más elevado de dicho coste.