Barcelona clasificó este miércoles a los cuartos de final de la Copa Libertadores 2017 al vencer 5-4 en los penales al Palmeiras, pese a que los brasileños se impusieron 1-0 en el tiempo reglamentario, neutralizando la ventaja que traían los ‘toreros’ de Ecuador.

En unos 90 minutos en los que nunca estuvo cómodo, el ‘Verdao’ logró el gol que le dio la vida en el minuto 50 gracias a Moisés, quien firmó un regreso brillante de una larga lesión llevando al delirio al Allianz Parque.

Hasta entonces, los vigentes campeones de la liga brasileña habían sufrido mucho para reducir a los ecuatorianos, que nunca renunciaron a la eliminatoria que les da la llave de acceso a sus primeros cuartos de final en 19 años.

Al final, el Barcelona tuvo que esperar hasta que Egidio fallara el sexto penal ante la conmoción de la hinchada local antes de festejar una clasificación histórica.

Caída del gigante brasileño

Hace apenas ocho meses, aquel ‘Verdao’ todavía vibrante por la fiesta de su primera liga en 22 años no podía imaginarse un agosto así. El nuevo Palmeiras que había construido Cuca quería comerse el continente y recorrer de nuevo el camino triunfal de 1999, cuando conquistó su primera Libertadores.

Por fin, se sentía con fuerza tras años de inestabilidad, la suficiente para poder sobrevivir a la marcha de su técnico, fatigado, y de su gran estrella, Gabriel Jesús, ya de camino a Europa.

Pero el verano desencajó las piezas y el ‘Verdao’ nunca fue el mismo, pese a fichajes ilusionantes como el colombiano Borja o la vuelta de urgencia de Cuca en mayo, después del fracaso de la breve etapa de Eduardo Baptista.

Y con la decepción sobrevolando el Allianz Parque en la noche en la que su equipo se jugaba la vida, al Palmeiras nunca le dejó respirar el 1-0 de la ida.

No se aclaraban los de Cuca en un ataque poco intimidante y al que las ideas se le hacían un nudo. Lo más cerca del gol que se vieron en la primera parte fue gracias un pase cruzado de Egidio que Deyverson no pudo controlar, de la misma manera que el ‘Verdao’ cada vez mandaba menos de su suerte.

Una oportunidad que no pensaba dejar pasar un Barcelona a un paso de sus primeros cuartos de final en 19 años y que a cada contraataque asustaba más. Tanto, que pudo haber sentenciado la eliminatoria a la media hora con un lanzamiento de Caicedo.

A estas alturas, y con Yerry Mina abandonando el campo lesionado y entre lágrimas, la mejor noticia para el ‘Verdao’ era llegar sin más daños al descanso antes de que fuera demasiado tarde.

Y llegó el gol brasileño

Pero el paseo por el abismo pareció surtir efecto. Con Moisés en el campo para la segunda parte, el Palmeiras encontró al héroe que buscaba para salvarle de un fracaso histórico: quién mejor que el jugador que le había conquistado el alma el año pasado y que ahora regresaba a las canchas tras más de cinco meses de calvario con la rodilla.

Con el público pidiéndole desde el principio, el centrocampista respondió al cariño llevando al Allianz Parque al delirio en el 60. Fue entonces cuando, tras iniciar la jugada en carrera, recuperó de Dudu una bola en el corazón del área, dejó plantado a Caicedo y lanzó un chutazo para desarmar a un Banguera vencido.

Ya tenía el Palmeiras el gol que precisaba para empezar a respirar y a su pistolero de vuelta, pero todavía le faltaba un mundo para estar en cuartos. Ahora, sin embargo, veía por fin la luz, y hacia ella se lanzó Deyverson en el 75, cuando a pase de Dudu puso el que hubiera sido el segundo, pero que acabó anulado por fuera de juego.

Sufrimiento en penales

Aunque si pensaba que solo habría fiesta, el Barcelona ya había demostrado que no era ningún convidado de piedra y, como recuerdo de la ida donde marcó el gol de la victoria, Álvez volvió a enmudecer a los brasileños al mandar al palo de Jaislon un contraataque que traía veneno.

Para entonces, sin embargo, ambos equipos tenían ya demasiado que perder y, poco a poco los penales, comenzaron a verse como la mejor salida. Aunque se hiciera esperar.

Tras una ajustadísima tanda, el Barcelona tuvo que aguardar hasta que Egidio fallara el sexto penal ante la conmoción de la hinchada local antes de festejar una clasificación histórica.

En la próxima fase, el cuadro ecuatoriano se enfrentará con el ganador de la llave entre el Santos y el Atlético Paranaense, con ventaja de momento para el ‘Peixe’ por 3-2. (D)

El Universo