La ministra coordinadora de Desarrollo Social, Gabriela Rosero, informó que 311 familias damnificadas por el terremoto serán las primeras beneficiadas con los bonos de acogida y arrendamiento que otorga el régimen.

Hay 455 familias acogientes de Guayas, Los Ríos, Santa Elena, Pichincha y Tungurahua, indicó la funcionaria durante el Enlace Ciudadano.

Ellas recibirán durante seis meses a las familias damnificadas mientras el Gobierno culmina la construcción de viviendas.

“El desafío es tener construidas las casas lo más pronto posible y estar en el registro único de damnificados (…)”, expresó en la sabatina el vicepresidente Jorge Glas, según declaraciones que recoge Ecuadorinmediato.

Las familias acogientes recibirán 150 dólares mensuales por seis meses para cubrir los gastos de las familias damnificadas; si los afectados reciben un lugar privado, el régimen dará 135 dólares por seis meses.

Fuente: DIARIO OPINIÓN