Un relator especial. Eso pedirán los abogados de los hermanos Roberto y William Isaías, luego de conocer el dictamen del Comité de los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU).
El objetivo: contar con un delegado de Ginebra, al cual solicitar todas las acciones que planteará la defensa, en los próximos 180 días.
Ese es el tiempo que le dio el Comité al Estado ecuatoriano para presentar un informe con las medidas adoptadas para reparar las violaciones que, aseguran, se cometieron contra los exbanqueros.
Es que este organismo concluyó que el Mandato Constituyente N° 13, emitido en julio de 2008, dejó a los Isaías sin la posibilidad de solicitar amparos constitucionales y otros recursos para enfrentar la incautación de sus bienes.