Enero será clave en dos procesos judiciales abiertos para investigar las denuncias de corrupción en la petrolera Petroecuador.

En ambos casos está involucrado Álex Bravo, exgerente de la estatal. Él será juzgado el 31 de enero por presunto enriquecimiento ilícito.

El 13 de enero, en cambio, se definirá la suerte de Carlos Pareja Yannuzzelli, exministro de Hidrocarburos, nombrado por el presidente Rafael Correa. Él y otras 18 personas son acusadas de presunto cohecho.

El fiscal Jacinto Tibanlombo formulará el dictamen del caso en la audiencia preparatoria de juicio convocada por la jueza Karen Matamoros. La instrucción fiscal se cerró el pasado 15 de diciembre.

Adicionalmente, la Fiscalía investiga el presunto delito de delincuencia organizada que involucra al exgerente de la estatal Marco Calvopiña, quien se encuentra privado de su libertad. Con él existen otros dos detenidos. Pablo Encalada, defensor de Calvopiña, insiste en que su cliente no tiene nada que ver en el caso.

Entre mayo y noviembre la Fiscalía abrió 17 expedientes relacionados con la petrolera. Hay 80 personas investigadas. De ellas seis se encuentran privadas de su libertad y otras diez fugaron del país antes de la formulación de cargos.