Cerca de un millar de personas fueron detenidas en Ecuador por incumplir el toque de queda extendido de quince horas que rige desde este miércoles y que va desde las dos de la tarde hasta las cinco de la mañana, con el fin de frenar la expansión del contagio del coronavirus.

“Tenemos al día de hoy 947 personas que han sido detenidas por incumplir el toque de queda”, decretado al pasado 16 de marzo, pero que desde hoy tendrá un horario extendido, precisó en una rueda de prensa virtual la ministra de Gobierno (Interior), María Paula Romo.

Sin embargo, remarcó que “no solo con detenciones” se puede frenar la expansión del contagio del COVID-19, sino que se requiere “la cooperación y la disciplina de los ciudadanos”.

Romo recordó que “a ninguna hora del día, ningún ciudadano está autorizado para salir a la calle” y que sólo se permite realizar ciertas actividades excepcionales en horarios excepcionales para los sectores de la salud, seguridad, abastecimiento de alimentos, servicios públicos estratégicos, financieros y exportaciones.

“El resto del país no puede salir a ninguna hora”, insistió la ministra al señalar que quienes infrinjan el toque de queda por primera vez tendrán una multa de 100 dólares, los que reincidan una sanción de un salario básico (400 dólares) y que a quienes lo hagan por tercera vez se aplicará el código penal con una condena de uno a tres años de cárcel.

Insistió en que las drásticas medidas buscan reducir el contagio del coronavirus, una pandemia mundial que en el país ha causado la muerte de 28 personas, con más de 1.170 pacientes positivos para COVID-19.

Recomendó, además, que las personas que tengan que salir en los horarios permitidos, deben salir protegidos con mascarillas y guantes de látex, pero señaló que, sobre todo, se deben proteger a los ancianos.

Siempre lo mejor será quedarse en casa, añadió la ministra al apostillar que, “si nos movemos el virus se mueve con nosotros” y, por lo tanto, aumenta el riesgo de contagio, como ya se ha demostrado en el país y en otras naciones del mundo. EFE

Fuente: elmercurio.com.ec