El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, entregó ayer al Congreso los textos de los acuerdos definitivos alcanzados con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para la terminación del conflicto armado y decretó el cese al fuego definitivo con la guerrilla desde el próximo lunes 29 de agosto.

En medio de un emotivo acto, en el que estuvo acompañado de víctimas del conflicto, ciudadanos, indígenas, entre otros sectores de la población, el mandatario aseguró que: “Con lo que sucedió ayer, en donde todo está acordado, quiero informar a los colombianos que, como jefe de Estado y comandante de las Fuerzas Militares, he ordenado el cese al fuego definitivo desde las cero horas del 29 de agosto”.

Este era uno de los pasos últimos que se esperaba en el marco de la negociación con las FARC, iniciada en 2012, y que, según el propio mandatario, solo se daría cuando todo estuviera acordado. “Se termina el conflicto armado con las FARC”, dijo en medio de los aplausos y gritos de los asistentes que decían: “sí, se pudo”, “paz, paz, Colombia pide paz”.

Los textos de los acuerdos fueron acompañados de una carta en la que el gobernante pide al Congreso avalar los mismos, como también la justificación para convocar el 2 de octubre el plebiscito. “Ayer (miércoles) sancioné y promulgué la ley de plebiscito que aprobó el Congreso, que se revisó en la Corte Constitucional, que establece claramente que debo informar al Congreso la fecha para realizar el plebiscito, las razones por las cuales se convoca y debo entregar textos completos y definitivos”, manifestó Santos.

En el discurso, el presidente recordó su promesa de campaña en 2014, cuando buscaba la reelección, señalando que “un hecho tan importante que va a cambiar para bien la vida de los colombianos, como es la paz con las FARC, debería ser refrendado con el pueblo para darle mayor legitimidad”. Y agregó que la mejor manera de hacerlo era mediante un plebiscito porque “facilita la decisión del pueblo”. Finalizó pidiéndole al Congreso pronta respuesta a la convocatoria: “Los colombianos estamos a la expectativa”. Por su parte, el presidente del Senado, Mauricio Lizcano, al recibir el texto definitivo de los acuerdos, señaló que serán analizados el lunes próximo y para lo cual ya fueron convocadas las plenarias de ambas cámaras.

El legislador explicó que ese mismo día se dará el aval que solicitó el jefe de Estado para convocar el plebiscito. Añadió que también en ese momento se conocerá la pregunta que hará a los colombianos en las urnas para que acepten o rechacen los acuerdos alcanzados entre el Gobierno y el grupo insurgente.

También el senador Lizcano urgió al Consejo Nacional Electoral para que expida la norma para reglamentar el plebiscito. Para ser aprobado, el acuerdo debe tener al menos 4,4 millones de votos afirmativos (13% del padrón electoral) y que estos no sean superados por el ‘No’. Previo al plebiscito, Santos y el líder de las FARC, Timoleón Jiménez (‘Timochenko’), firmarán la paz en un lugar y fecha aún por definir (se prevé que sea el 23 de septiembre). Confiado en un resultado favorable, el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, indicó ayer que no “hay espacio para renegociar” en caso de que gane el ‘No’.

Este es el cuarto proceso de paz con las FARC tras intentos fracasados en 1984, 1991 y 1999.

Fuente: El Telégrafo