El uso de la inteligencia artificial crea rentables interacciones entre consumidores y empresas en los servicios de mensajería como WeChat y Facebook Messenger: así fue como comenzó la invasión de los «bots» (robots) en el sector tecnológico.
En muy poco tiempo no solo podrás hablar con el asistente de voz de tu teléfono inteligente, como Siri en el iPhone, sino que también podrás chatear con otros programas de inteligencia artificial en Facebook.
Los bots son programas informáticos que realizan tareas automatizadas y están presentes desde hace tiempo en la web, por ejemplo escaneando páginas indexadas por motores de búsqueda o transformando las computadores en zombis durante un ataque cibernético.
Pero últimamente hay una novedad que da mucho de qué hablar: los «chat bots». Estos «diálogos robotizados» se han vuelto interactivos gracias a un toque de inteligencia artificial que consigue sostener una conversación con un humano en un servicio de mensajería o una red social. Así se venden servicios, artículos o boletos de avión.
Messenger, el sistema de mensajería instantánea que usan los 900 millones de usuarios de Facebook, acaba de abrir sus puertas a los chat bots.
Pero ya los habían incorporado antes sus rivales WeChat, Telegram y, más recientemente, Kik.
Microsoft también se lanzó a la ofensiva a fines de marzo, cuando su jefe Satya Nadella afirmó que los bots destronarán a las apps en los móviles.
Según la firma eMarketer, más de 1.400 millones de consumidores usaron una aplicación de mensajería el año pasado, es decir 75% de los usuarios de smartphones en el mundo. Esa es la cantidad de clientes potenciales para las empresas que se inmiscuyan en tales conversaciones.
Los bots son para ellos como los «call-centers» de las décadas de 1960 y 1970: una tecnología para interactuar a gran escala con los consumidores, dice Brian Solís, analista de Altimeter.
Fuente : El Universo