El Ministerio de Comercio chino decidió imponer tasas antidumping sobre las importaciones de acero eléctrico o para transformadores procedentes de la Unión Europea (UE), Japón y Corea del Sur. Las nuevas tasas van desde un 37,3 % hasta un 46,3 % y se mantendrán durante cinco años, según un comunicado.

Las autoridades chinas explican que tomaron esta decisión tras confirmar la existencia de casos de dumping (competencia desleal por vender a bajo precio) que estaban afectando a la industria nacional.

La medida se implementa después de que las autoridades comunitarias en Bruselas aprobaran este año diversas medidas contra el dumping en la exportación de productos siderúrgicos chinos, en un sector que afronta una situación delicada en la propia Unión Europea.

Además, se enmarca en el debate sobre el reconocimiento de China como economía de mercado, un estatus que la UE le niega. El tratado de entrada de China en la Organización Mundial del Comercio (OMC), en 2001, concedió a sus miembros un plazo de 15 años para reconocer al país como economía de mercado, una condición que implica dejar de utilizar métodos alternativos (reservados para economías “no de mercado”) para investigar casos de dumping. En diciembre de este año vence el plazo para otorgar a China el estatus de economía de mercado y la UE está estudiando medidas para mitigar los efectos de esta decisión, que obligaría a modificar la forma de evaluar los casos de dumping.

Fuente: Expreso