La película ecuatoriana Big Bang se posicionó como ganadora en la categoría de mejor película experimental en el Switzerland International Film Festival, que se dio en Suiza de manera virtual del 25 al 29 de mayo.

Su director, Wilson Burbano, afirma que fue una sorpresa ideal para esta cuarentena . “Es una noticia que justo en estos tiempos levanta el ánimo”, manifiesta Burbano.

Big Bang presenta la historia de Ni Pío, un hombre que es encarcelado tras haberle arrebatado la lengua al presidente de la República. “Simboliza a estos presidentes que hablan mucho y hacen poco, que han sido muy comunes en nuestro continente”, señala el cineasta sobre el filme que le tomó casi doce años de realización.

Desde su celda Ni Pío construye con sus dedos una espiral del tiempo que plasma en el suelo con el polvo que extrae a medida que raspa la pared. Es aquí cuando el hombre emprende un viaje –de manera simbólica– a sus vidas pasadas cuando fue uno de los conquistadores españoles que asesinaron al inca Atahualpa, o cuando estuvo en la piel de uno de los centuriones romanos que crucificaron a Cristo, o incluso hasta llegar a la época de Adán en la que el árbol del paraíso es bombardeado.

Una mariposa blanca se convierte en la conectora entre el pasado y el futuro. “He tenido ciertas experiencias internas, una vez soñé que era uno de esos puntitos de la explosión del Big Bang y volaba a toda velocidad. Uno como que va asociando todas esas experiencias exteriores e interiores”, cuenta el director sobre la construcción de la trama.

Burbano la describe como una película de poesía visual, llena de metáforas y simbologías, con poco diálogo, pero con voces en off que evocan una atmósfera mágica. “Esta película es más experimental desde su estructura, desde su construcción dramatúrgica. Se maneja mucho el silencio, todo tiene sentido, por ejemplo, los símbolos del cóndor, la mariposa, la cruz… es decir símbolos de diferentes culturas”.

Para las locaciones optaron por lugares como el antiguo Hospital Militar de Quito, donde ahora funciona el Centro de Arte Contemporáneo (CAC), aquí hicieron las escenas de la celda y cárcel. Además de otros sitios como Rumicucho, Playa Escondida, y Museo del Banco Central donde representaron la captura del inca Atahualpa.

Agradecemos al SIFF-FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE SUIZA 2020 por el premio MEJOR PELÍCULA EXPERIMENTAL otorgado a nuestro largometraje BIG BANG. We thank the SIFF-INTERNATIONAL SWISH CINE FESTIVAL 2020 for the BEST EXPERIMENTAL MOVIE award awarded to our feature film BIG BANG.

De la película también destaca la banda sonora compuesta por Lucho Oquendo (+) y a su vez el sonido logrado gracias a un convenio con la UArtes.

Big Bang cuenta con un elenco de 67 actores, del cual el 95% no eran profesionales. “Fue un trabajo arduo de preparación de actores que yo los elegí porque tenían parecidos psicológicos y físicos a muchos personajes de la historia que yo quería representar…”, confiesa y admite que esto permitió que todo fuese más natural.

Es así como Iván Rodríguez se colocó en la piel de Ni Pío, el pintor nunca antes había actuado, pero relata que esta experiencia le abrió una posibilidad más con el arte. “Pude ver cómo es el desarrollo de una película, pude aprender sobre dirección de arte y escenografía y además de la gente que conocí, fue interesante”, dice.

“Implicó estudio de la historia y algo de creatividad para la construcción de los personajes. Entonces uno experimenta sensaciones, necesidades, surgen retos internos”, comenta por su lado el actor Broche Osmanys, quien interpretó las vidas pasadas del personaje principal del filme.

Burbano indica que este año la película participará en la Muestra Internacional de Cine de Génova. Comenta que con este filme le gustaría motivar a otros cineastas nacionales a producir cine experimental. “Ecuador es un país que puede proponer al mundo una cinematografía propia”, señala y agrega que sería muy bueno que esta categoría se abre en las convocatorias que hacen los fondos concursables del estado.

Fuente:www.eluniverso.com