Un ciudadano, de 49 años, sufrió mordeduras en varias partes del cuerpo causadas por dos perros de raza pitbull, en una vivienda ubicada en la calle Nicolás de Rocha y El Salado.

Moradores del sector dijeron a los policías que acudieron al pedido de auxilio porque el ciudadano fue atacado por los animales cuando ingresaba al inmueble donde vive arrendando. Indicaron que gracias a que llevaba una bicicleta pudo colocarla como escudo para defenderse, hasta que salió la encargada del cuidado de los perros, quien logró encerrarlos.

Auxilio
El ciudadano fue asistido por paramédicos del IESS, quienes dijeron que tenía heridas en piernas y brazos, por lo que fue trasladado a una casa de salud para exámenes complementarios.

La encargada del cuidado de los perros dijo que los sacó al patio porque no había nadie en casa y explicó que siempre los tiene encerrados.
Los vecinos dijeron que todos los días escuchan aullidos por lo que creen que no están en un lugar ni con el trato que requieren.
Los policías comprobaron que los perros tenían los respectivos carnés de vacunación y recomendaron mejorar las condiciones de tenencia y cuidado, porque tenerlos encerrados les genera estrés y se vuelven agresivos. Además pidieron reforzar el cerramiento con mallas para que no saquen la cabeza a la calle y muerdan a los transeúntes.

Fuente: EL TIEMPO