“Estas medidas ponen en grave riesgo la vida de las personas, los datos no se han transparentado” fue una de las expresiones del Ing. Clemente Bravo, Prefecto de El Oro, al referirse al anuncio del gobierno nacional sobre la decisión de que cada COE cantonal deberá adoptar respecto al confinamiento o distanciamiento social en su territorio, debido a la pandemia por COVID-19.

Bravo, mediante rueda de prensa virtual señaló que las cifras sobre personas enfermas con COVID-19 así como los fallecidos por este virus no cuadran entre la estadística oficial y los datos locales y citó como ejemplo que Darío Macas, Alcalde de Machala, señaló que tan solo hasta el 25 de abril han fallecido 326 personas en la capital provincial (sea por COVID-19 u otras causas) mientras el reporte del MSP no pasaba de 56 víctimas hasta la semana anterior.

La autoridad cuestionó que se haya responsabilizado a los COE Cantonales determinar las medidas a aplicarse según un sistema de semaforización que va a regir a partir del 4 de mayo en los distintos cantones del país.

Para Bravo, los municipios no tienen la experiencia para tratar esos temas, que son responsabilidad exclusiva del Gobierno Nacional. “Esa es una política de Estado… ¿A quién vamos a responsabilizar por los muertos?, ¿quiénes se van a hacer cargo de lo que pueda suceder en El Oro?”, recalcó.

“Los números no cuadran, no hubo laboratorio para hacer las pruebas en El Oro”, expresó el Prefecto quien acotó “no se ha alcanzado el pico, hay más muertos que contagios, esto no cuadra” al tiempo que dio a conocer su preocupación por el cambio de fase anunciado por el régimen para el 4 mayo pasar del aislamiento al distanciamiento social.

“Sería el peor error, exhorto a los Alcaldes y a la AME nacional para que le devuelvan esta resolución al Gobierno”, dijo Bravo quien teme que “las consecuencias sean terribles” y por ello llamó a todas las autoridades locales y trabajar en equipo para aplicar estrategias que busquen la supervivencia. Además dio a conocer que mañana tendrá una sesión virtual con los burgomaestres orenses para tratar el anuncio del Gobierno Nacional.

SOLIDARIDAD

El Prefecto también hizo un llamado a la solidaridad a los productores bananeros, camaroneros, mineros y sector empresarial de la provincia para que ayuden a la comunidad. “Vamos a perderlo todo sino somos solidario, la gente no está muriendo solo por COVID-19 sino también de hambre; hay que hacer un solo centro de acopio para que los empresarios vayan a dejar (sus donativos)”.

“No estamos preparados para salir del aislamiento al distanciamiento, vamos a la guerra sin equipos, nos falta unirnos más, planificar más”, dijo Bravo, quien planteó a las autoridades locales trabajar como si esta emergencia se tratara de un estado de guerra, en el que prevalezca la solidaridad, el heroísmo, la unidad y el trabajo en equipo.

PROYECTOS

El Prefecto anunció que ejecutará un proyecto de 50 mil huertos familiares para la siembra de hortalizas; además dijo que desde la plataforma web dela Prefectura se podrá adquirir productos alimenticios de manera directa. También dio a conocer que firmará un convenio con la Universidad Estatal de Milagro (UNEMI) para que los estudiantes orenses puedan cursar a distancia las carreras de Derecho o Comunicación Social.

OTROS TEMAS

Sobre el proceso contractual para la construcción de la Vía a Balosa dijo que los plazos continúan pero que al momento no hay adjudicación ni se ha hecho declaratoria de emergencia para firmar el contrato.

Respecto a la supuesta terminación del contrato ocasional de trabajo de 200 empleados, Bravo dijo que analiza la situación pues el gobierno provincial no recibe las asignaciones presupuestarias por parte del Gobierno ya que solo se ha transferido 15% correspondiente a febrero y tampoco conoce si serán renovados los convenios con el MIES.

Fuente: diariocorreo.com.ec