Los usuarios de la telefonía móvil podrán identificar las llamadas con fines informativos, de venta directa, comercial, publicitaria o proselitista provenientes de un centro de atención al cliente o centro de llamadas (call center) que reciban a su celular y decidir si contestan o no, según anunciaron autoridades gubernamentales este miércoles.

La política gubernamental, según el Ministerio de Telecomunicaciones, tiene el carácter de obligatoria para los prestadores del Servicio Móvil Avanzado, es decir, Claro, Movistar, CNT, así como para las personas naturales o jurídicas que realicen llamadas con fines informativos, de venta directa, comercial, publicitaria o proselitista.

Únicamente se exceptuarán aquellos teléfonos móviles que no cuenten con la tecnología que permita identificar la llamada.

La Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (Arcotel) será la encargada de aplicar la disposición gubernamental en tres fases.

Para ello, los operadores móviles ajustarán sus redes para permitir que se identifique el origen de una llamada.

En primera instancia será para los clientes de cuentas pospago y luego para prepago.

Fuente:www.eluniverso.com