QUITO.- 13’099.000 ecuatorianos son convocados a las elecciones para elegir presidente, vicepresidente, asambleístas y parlamentarios andinos.

El texto completo de la convocatoria a elecciones se dio a conocer en cadena de radio y televisión.

Así se inicia oficialmente el proceso electoral 2021 para elegir presidente y vicepresidente de la república, cinco parlamentarios andinos y 137 asambleístas.

Con la convocatoria desde este viernes se podrán ya inscribir las candidaturas hasta el próximo 7 de octubre.

Luego se entrará a etapa de calificación, evaluación e impugnación; el jueves 31 de diciembre empezará oficialmente la campaña con difusión de propuestas.

Las reformas al Código de la Democracia permiten vigilar y sancionar la campaña violenta y los gastos anticipados, excepto en redes sociales.

Para los medios tradicionales se ha fijado límites de gasto sujetos a observación permanente. Por ejemplo, cada binomio presidencial podrá gastar hasta 5’239.660 dólares.

Este monto no contempla la pauta publicitaria en prensa, radio, televisión, medios digitales y vallas, que son rubros asignados por el CNE, como parte del fondo de promoción electoral.

El proceso que está por arrancar tiene entre las novedades un debate entre presidenciales en primera vuelta y otro en segunda con los finalistas.

Otra particularidad es que la convocatoria a elecciones se realiza sin la asignación presupuestaria de $ 114 millones que el Ministerio de Finanzas aún no entrega al Consejo Electoral.

Consejeros aprobaron texto de acta

En la plenaria de este 17 de septiembre, por unanimidad de los cinco votos afirmativos de José Cabrera, Diana Atamaint, Esthela Acero, Enrique Pita, y Luis Verdesoto se aprobó el texto de la convocatoria para el 7 de febrero del 2021, que deberá ser publicada por el Registro Oficial, en medios de comunicación y en una cadena nacional de radio y televisión. Verdesoto expresó su inquietud porque no se sometió a la impugnación ciudadana y de las organizaciones políticas el texto, y así evitar dificultades legales en el futuro. Pero exponiendo “estas salvedades”, votó a favor.

El vicepresidente Pita expresó su compromiso de “acompañar el camino (de desarrollo del proceso electoral) y a que se respete el voto, con la convicción de que esto sea el inicio para mejores días para los ecuatorianos”.

De igual forma, Cabrera exaltó su aspiración a “que el pueblo elija a las mejores autoridades para el país”. Los 13’099.150 electores que forman parte del padrón electoral, elegirán a 144 autoridades, de entre casi 5 000 candidatos, que aceptaron la nominación durante la etapa de democracia interna. El 7 de febrero se elegirá Presidente y Vicepresidente de la República, 137 asambleístas nacionales, provinciales y del exterior; y cinco parlamentarios andinos.

Con este acto, el CNE pasa a la etapa electoral, con la inscripción de candidaturas que empieza este viernes y se extenderá hasta el 7 de octubre. El listado oficial de candidaturas se publicará el 7 de enero del 2021.

Las candidaturas unipersonales, como son las de Presidente y Vicepresidente de la República; las pluripersonales de asambleístas nacionales y parlamentarios andinos, se presentarán ante la secretaría nacional del Consejo. Las candidaturas de carácter provincial ante las Juntas Provinciales Electorales; y, las candidaturas de la circunscripción especial del exterior, se presentarán ante la Junta Especial del Exterior o en las oficinas consulares del Ecuador en el exterior.

No obstante, debido a la pandemia del COVID-19, los representantes legales o los procuradores de las alianzas electorales, podrán enviar la documentación de forma presencial o a través de la plataforma web del Consejo.

En línea, lo podrán hacer desde el viernes 18 de septiembre hasta las 18:00 del 7 de octubre del 2020. Y, de manera presencial, de 08h30 a 17h00 horas, a excepción del último día que podrá presentarse hasta las 18h00 horas.

Las autoridades que se elijan estarán en funciones por un periodo de cuatro años, es decir, hasta el 2025. Durante los 45 días de campaña electoral, que va desde el 31 de diciembre hasta el 4 de febrero, está prohibida la difusión de promocionales políticos, con excepción de las que apruebe el Consejo, a través del Fondo de Promoción Electoral.

El límite de gasto electoral, que corresponde a valores privados que ingresan a las organizaciones políticas para promocionar a sus candidatos y propuestas, para el caso de binomios presidenciales asciende a los $ 5, 2 millones.

Para asambleístas nacionales $ 3, 9 millones; para parlamentarios andinos $ 130 991; y en el caso de asambleístas provinciales y del exterior, depende del número de electores y jurisdicción.

Asambleístas nacionales que aspiran a postularse al Parlamento Andino deberán renunciar a su curul

QUITO.- Los actuales legisladores de la Asamblea Nacional que aspiren inscribirse en las próximas elecciones de 2021, como candidatos al Parlamento Andino tienen que renunciar al cargo.

Ese es el pronunciamiento del procurador del Estado, Íñigo Salvador, al responder a una consulta realizada por el presidente de la Asamblea Nacional, César Litardo, respecto a que, si se considera igual o diferente los cargos de asambleísta y parlamentario andino, para efectos de la aplicación del artículo 93 del Código de la Democracia.

El artículo 93 de la Ley Electoral en el inciso segundo determina que las autoridades de elección popular que se postulen para un cargo diferente deberán renunciar al que desempeñan antes de presentar la solicitud de inscripción de su candidatura.

De los 137 asambleístas, dos han anunciado su postulación para el Parlamento Andino: Verónica Arias que actúa en el bloque de la Revolución Ciudadana y Cristina Reyes del bloque del Partido Social Cristiano.

El Procurador del Estado, en su pronunciamiento, explica que las funciones de la Asamblea Nacional y del Parlamento Andino son distintas, por ende, las facultades específicas de sus miembros son diferentes.

Los asambleístas ejercen una función legislativa y de control político, conforme lo determina la Constitución y la Ley Orgánica de la Función Legislativa; mientras que, los miembros del Parlamento Andino, según el tratado constitutivo de ese organismo, cumplen funciones relacionadas con el proceso de integración subregional andina.

Fuente: Diariocorreo.com.ec