Quito.

Al matricular sus vehículos, los propietarios recibieron la noticia de que debían pagar valores no previstos.

Cerca de las 14:00 de este viernes en las 14 ventanillas del Centro de Matriculación Vehicular ubicado al interior del Parque Bicentenario atendía con relativa normalidad a centenares de usuarios, con una sola excepción: Malestar de algunos propietarios por cobros no previstos para este año, por concepto del denominado impuesto verde.“Sin ninguna anticipación me sorprenden con que tengo que pagar una parte del impuesto verde que, según me supieron explicar, no me han cobrado el año anterior. Si el año anterior pague 352 por un todoterreno ahora por el valor pendiente del impuesto verde me sale que tengo que pagar más de 650”, comentó indignado, Lenin Medina.

En la oficina de la Coordinación de Matriculación Vehicular de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) además se puntualizó que el trabajo que ellos realizan se limita puntualmente a un “carácter operativo” que la facultad legal de regular y establecer el mencionado impuesto verde y otros tributos a la circulación de automotores corresponde al SRI.

El conocido impuesto verde es un tributo establecido por la legislación vigente como un requisito para que los propietarios de vehículos obtengan su permiso de circulación en las vías del país. Su fórmula de cálculo varía de acuerdo con el cilindraje del automotor.

 

Fuente: Diario La Hora

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 10591