La situación de los comerciantes de Huaquillas (El Oro) se agudiza por la falta de clientes. Según la Cámara de Comercio de Huaquillas (CCH), el 10% de los comerciantes de la población fronteriza con Perú ha emigrado al vecino del sur y un 20% a otras provincias del país, desde enero pasado.

José Pinto, un vendedor ecuatoria­no de electrodomésticos, decidió hace dos meses trasladar su negocio a Aguas Verdes, en el norte de Perú, debido a que de ese lado de la frontera la actividad comercial es mayor que en Ecuador. “En Perú nos va mejor, vendemos más”, resaltó.

El comercio, a lo largo del puente internacional que comunica a ambos países, muestra escenarios opuestos. Del lado peruano, decenas de compradores recorren los negocios abiertos a los costados de la vía en busca de la mejor oferta para adquirir la mercadería, mientras que una vez que se pisa territorio ecuatoriano, en Huaquillas, las calles lucen casi sin gente.

Las cinco cuadras de la avenida República del Ecuador, la más comercial de Huaquillas, luce con locales cerrados y otros con estantes semivacíos y sin compradores.

Según Mario Chamba, presidente de la CCH, desde enero de este año, 120 negocios de un universo de más de 2 000 establecimientos han cerrado, debido a las bajas ventas. “Sus bajos precios (de los comerciantes peruanos) hacen que no podamos competir y cerremos”, indicó Chamba.

Fuente: EL COMERCIO