El politólogo ruso Dmitri Sedov advirtió de las políticas de EE.UU. que han hecho de Alemania «un Estado vasallo» de Washington para que no sea una fuerza independiente.

En su nuevo artículo para el portal Fondsk describió como mentira la declaración de EE.UU. y el Reino Unido emitida después de la Segunda Guerra Mundial respecto a la «inclusión de la Alemania derrotada en la sinfonía de las naciones libres de Europa».

Según el experto, lo que británicos y estadounidenses querían en realidad era «descartar para siempre el resurgimiento de los alemanes como rivales y como jugador global capaz de pasarse al lado del enemigo».

La falta de pensamiento independiente hace que Merkel siga la política de EE.UU., lo que la convierte en una líder débil a los ojos de los votantes», destacó el politólogo ruso Dmitri Sedov

En este sentido, mencionó que las potencias anglosajonas adoptaron cuatro políticas para ejercer un control sobre Berlín que se basan en: las finanzas, la ‘americanización’ de la élite política alemana, los recursos de información y las bases militares estadounidenses en Alemania, que albergan un arsenal de armas nucleares tácticas.

En alusión al primer factor, se refirió a la mayor parte del oro alemán depositado en un banco estadounidense debido a un acuerdo firmado en 1958 y la incapacidad de Alemania para retirarlo.

Respecto al segundo factor, explicó que EE.UU. tiene una red de instituciones y organizaciones gubernamentales y no gubernamentales que actúan para atraer a la élite alemana a su órbita política y como consecuencia de estos intentos «la mayor parte de la élite política alemana está ya ‘americanizada'».

Por otra parte, consideró la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) como otra herramienta de control recordando que las tropas de EE.UU. todavía están presentes en Alemania, «lo que significa que la soberanía de la República Federal de Alemania sigue siendo limitada».

A pesar de que hoy en día «Alemania tiene todas las razones para actuar en el escenario mundial como una fuerza independiente», la política alemana sigue subordinada a los intereses de EE.UU., señaló el politólogo añadiendo que la canciller alemana, Angela Merkel, es incapaz de cambiar esta situación, que requiere «un político de otra escala».

Fuente: HISPANTV