GUAYAQUIL. El Concejo Cantonal decidió ayer que el Municipio se abstendrá por esta ocasión de establecer la tarifa de transporte público en la ciudad.

Según lo que resolvió el Concejo, el costo deberá ser fijado por el gobierno.

En una sesión extraordinaria y con 13 votos a favor y 2 en contra, el Concejo se alineó a la postura de la alcaldesa de la urbe, Cynthia Viteri, quien, el fin de semana, ya había adelantado esa decisión.

Según la titular del Cabildo, al Municipio de Guayaquil no le compete “asumir las consecuencias de una decisión que nosotros no tomamos, es una decisión que tomó el gobierno”.

“Se resuelve suspender, por esta vez, el ejercicio de la competencia de fijar tarifas, por cuando el Gobierno Nacional ha motivado y ha fijado de antemano el valor de las tarifas como consecuencia del decreto 883 de elevación de los precios de los combustibles”, indica la resolución aprobada este lunes.

Los dos concejales del correísmo votaron en contra de la resolución.

Por su parte, la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) dijo que no ha aprobado incrementos en las tarifas.

Fuente: diariocorreo.com.ec