Gremios aseguran que una nueva estación de cobro perjudicaría a la transportación de carga. Representantes de los sectores de transportación de carga y de pasajeros del país rechazaron ayer el anuncio de la instalación de dos peajes adicionales en la vía Alóag–Santo Domingo, donde ya existe una estación de cobro.

Mientras la Función Judicial analizaba una acción de protección para impedir la construcción de las dos nuevas estaciones de cobro, una en Pichincha y otra en Santo Domingo de los Tsáchilas, los cuatro principales gremios de transportistas, ofrecieron una rueda de prensa para advertir que estos cobros afectarán a la prestación de sus servicios en dicha arteria que comunica a la Sierra con la Costa.

“Los peajes adicionales son impagables y hacen de la Alóag–Santo Domingo la vía más cara del país, por donde cada vez se transporta menos debido a la economía nacional en recesión”, sostuvo el presidente de la Cámara de Transporte Pesado, Alex Pérez.