El presidente de Ecuador, Rafael Correa, alertó que se está preparando un nuevo “Plan Cóndor” con el fin de desestabilizar los gobiernos progresistas de América Latina y el Caribe.

El mandatario ecuatoriano afirmó el jueves que varios gobiernos latinoamericanos son blanco de ataques golpistas desde sectores de la ultraderecha «hambrientos de poder».

Luego de considerar “la unión” como un factor muy importante para hacer frente a la conspiración contra países libres y soberanos, sostuvo que “la batalla la seguiremos dando desde la calle, con los que a diario observan el verdadero cambio histórico que vive el continente suramericano”.

Correa hizo estas declaraciones el jueves ante sus simpatizantes congregados frente el Palacio de Carondelet (sede presidencial) para mostrar su apoyo al jefe del Ejecutivo ante los continuos ataques que promueve la derecha en su contra.

Refiriéndose a las manifestaciones en contra de la Revolución Ciudadana, Correa afirmó que los opositores deben existir en una democracia como la que vive Ecuador.

En este contexto, recalcó que toda la nación ecuatoriana tiene que “seguir en la lucha”, ya que a su criterio, “nadie dijo que el cambio histórico del país iba a ser fácil”; sin embargo, explicó que la batalla para la liberación y la justicia social se debe dar desde la calle de manera “alegre y pacífica”.

 

Fuente: Hispantv