Las cifras son de una encuesta de Cedatos. Hoy da su informe a la nación.

El Gobierno enfrenta el último año de gestión en su peor momento. Según una encuesta realizada por la firma Cedatos, la credibilidad del presidente, Rafael Correa disminuyó y a mayo se ubicó en el 29%. De hecho, si fuera candidato en las elecciones de febrero, obtendría apenas 28%, en comparación al 57% de 2013. Con esas cifras, según la encuestadora, Correa rendirá hoy su último informe a la nación.
Además, el 67% reprueba su forma de ser. Otro dato: el agrado que sienten los ecuatorianos hacia Alianza PAIS bajó del 48% al 24% en los últimos tres años.
El titular de Cedatos, Ángel Polibio Córdova, dice que estas cifras contrastan con las registradas al inicio de su gestión. (Ver recuadro). “El Presidente registró índices de aprobación inéditas no observados en el devenir democrático del país”, apunta este investigador.
Apenas la mitad de los ecuatorianos, agregó la firma, considera que el manejo del terremoto y sus consecuencias fue bueno, pero sobre el incremento de impuestos a raíz del hecho, el 69% cree que es un error. “Prácticamente todas las áreas de gestión del Gobierno han bajado”, señala Córdova.
El tema del control del narcotráfico se mantiene con porcentajes importantes. De 44% subió a 45%.
La reprobación del manejo de la situación económica subió del 55% a 69% de la población. “Es una calificación por debajo de lo que debe ser aceptada”, agrega Córdova.
La generación de empleo recibe la menor aprobación de toda la gestión gubernamental, con el 17%; es decir, que el 83% de la gente está inconforme con este rubro.
La politóloga Natatalia Sierra atribuye estas cifras al desgaste de nueve años en el poder. “Nueve años desgasta a quien sea; es demasiado tiempo”, insiste, y lo cataloga incluso a la “mala actitud autoritaria y de poco diálogo” del Presidente.
Opina que los informes a la nación que dan los gobernantes son correctos, siempre y cuando sirvan para que la sociedad pueda realizar auditorías y críticas a la gestión, pero el problema en Ecuador, cree ella, es que los informes son como las sabatinas, una especie de monólogos para mostrar un supuesto “buen manejo gubernamental”.
En opinión de Mauricio Pozo, la economía ecuatoriana está experimentando “la peor situación de los casi últimos 10 años de Gobierno”. Las razones, según el experto, son los serios problemas de liquidez que atraviesa el Fisco, un desbalance del Banco Central en relación a las reservas y los depósitos, un desequilibrio externo y un proceso de recesión que se agrava conforme pasa el tiempo. “Y es imposible que quieran atribuirle esta situación a la caída del precio de petróleo”, dice. “Eso solo fue el detonante”.
Los próximos meses no son muy alentadores, según Pozo. “El siguiente Gobierno recibe una herencia muy mala. Va a tener que administrar la crisis y adoptar muchas de las medidas que el actual no quiso”, agrega.

La visión oficialista
La asambleísta Marisol Peñafiel (PAIS) cree que las encuestas no son un referente, sobre todo cuando se produce para deslegitimar al Gobierno.
Sin embargo, afirmó que será necesario revisar las cifras de la encuestadora para evaluar, analizar y “observar” hacia dónde apuntan ciertos criterios para, de alguna manera, mejorar el accionar en la política pública. “Pero creo que el presiente Correa ha recuperado credibilidad en el manejo, aun en épocas difíciles y criticas, como lo ocurrido con el terremoto”. Insistió en que la ciudadanía “sabe y confía en el líder” de Alianza PAIS.
La legisladora también desestimó las críticas generadas en torno a los informes a la nación. Dijo que en la Asamblea existen mecanismos para evaluar la política pública, aunque sean parte del Gobierno. “El informe no es monólogo; son las cifras y los datos que los gobiernos deben entregar a la ciudadanía”.

Fuente: LA HORA

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 11246